lunes, 27 de julio de 2015

Mi Muñeca

Mi muñeca no entendió nunca por qué la arrojé al mar. No fue porque no la quisiera, ella sabía que nunca la querría. Ni porque era fea, ella no tenía la culpa de eso. Ni porque era mala. No.
La tiré porque era mía. Ya está. Seguro que le va bien. Menuda es.

muñeca con un cuchillo de pie en la playa

cara de una muñeca que da miedo y terror


dos chabolas hechas con maderas de deriva en playa de Hondarribia

Si te ha gustado, te gustará
El niño, su gato y Ël
Muerta
Terror en el váter

1 comentarios: